Habilidades matemáticas 0-12 meses

3 bebés comiendo alimentos variados
5 minutes to read

Este artículo se recomienda para alumnos entre 0 y 12 meses.

Desde el día uno, los bebés comienzan a interactuar con su ambiente. Cuando lo hacen, usan conceptos matemáticos para comprender el mundo que los rodea. Tal vez el concepto de matemáticas te parezca demasiado complicado para tus pequeños alumnos, pero, todo lo contrario, resulta que son unos matemáticos innatos, y que comienzan a desarrollar estas habilidades desde su primer año. Desde que nacieron, tus alumnos comprenden algunos conceptos matemáticos. Te diremos cuáles.

Cantidad

En este periodo, los bebés reconocen las cantidades. Por ejemplo, cuando lloran porque quieren más comida o quieren pasar más tiempo en alguna posición. Esto se manifiesta desde los primeros meses. Más adelante, alrededor de los 11 meses, aprenderán el significado de “más” y “suficiente”, que son dos de los primeros conceptos numéricos que aprenden los niños.

Patrones

Otra forma en que los bebés usan las habilidades matemáticas es a través de los patrones. Ellos experimentan con estos y con rutinas todos los días, lo cual les permite volverse unos pensadores lógicos que comprenden que su ambiente funciona de un modo predecible. ¿Has notado que cuando haces algo algunos de tus alumnos comienzan a reconocer y anticipar lo que pasará después?

Tal vez los coloques en el lugar de siempre para escuchar música y notes que ya saben lo que va a pasar. Comienzan a reconocer y anticipar el patrón de actividades secuenciadas que les demuestran cómo es que cuidas de ellos todos los días.

Secuencias

Una vez que reconocen patrones, también comenzarán a entender secuencias. Esto se refiere al orden particular que siguen los objetos o los eventos relacionados entre sí. Cuando tus alumnos comiencen a reconocer secuencias, desarrollarán su razonamiento y un sentido del orden y la lógica.

Tus alumnos serán capaces de ver la secuencia en las actividades de su día a día, permitiéndoles así predecir lo que pasará después. Cuando cumplan un año, comenzarán a involucrarse más en actividades que sigan pasos, como salir a pasear, comer el desayuno, asearse o cepillarse los dientes. Cada una de estas actividades representa una secuencia de eventos para tus alumnos.

Organizar y clasificar

Los bebés a tu cargo aprenderán a notar las similitudes y diferencias entre los objetos. Esto les permitirá organizarlos y clasificarlos, dos acciones y conceptos matemáticos que usualmente los niños aprenden cuando están por cumplir un año. Este conocimiento se acompañará de sus primeros intentos por meter objetos en recipientes de diferentes tamaños, algo que establece las bases de la geometría.

¿Cómo puedes ayudar a tus alumnos?

Una vez que los bebés entren en contacto con conceptos matemáticos, puedes ayudarles a desarrollarlos de forma intencional y no solo espontánea. Estas son algunas actividades que puedes realizar con ellos:

  • De 1 a 4 meses, léeles cuentos que incorporen conceptos matemáticos; probablemente ya tengas algunos en tu salón. Aunque parezca que los bebés aún no entienden gran cosa, ¡están absorbiendo habilidades matemáticas y lingüísticas! Además, si vuelves la lectura parte de la rutina de la clase, será mucho más beneficioso para ellos. También puedes jugar algunos juegos de patrones de aplausos, donde muevas a tus alumnos ligeramente al ritmo de un patrón de sonido. Un saltito por cada aplauso les ayudará a desarrollar la noción de uno-a-uno que se relaciona con su futura conciencia numérica.
  • De 4 a 8 meses, puedes usar materiales de diferentes texturas. Acaricia los brazos y piernas de tus alumnos con ellos y habla sobre cómo se sienten. También puedes llenar unas botellas con diferentes materiales, como talco, bolitas de algodón, clips para papel, etc. Cierra las tapas y deja que los bebés exploren el nuevo juguete y empiecen a experimentar con su sonido y peso. ¡Esto despertará su curiosidad y querrán hacer muchos experimentos! Puedes jugar a Peek-a-boo y usar términos matemáticos con frases como “Tienes dos ojos, dos orejas y una nariz”, y así contribuir aún más a su desarrollo cognitivo.
  • De 8 a 12 meses, ata dos mascadas y pásalas por un tubo de cartón dejando un extremo fuera. Cuando alguno de los bebés tome el tubo, deja que jale las mascadas y las saque. Esto impactará sus habilidades matemáticas, resolución de problemas y su razonamiento de causa y efecto. También puedes colocar cajas en el suelo para que gateen entre ellas, mientras describes lo que están haciendo; así también los expondrás al lenguaje.

Durante el día habrá muchas ocasiones para que tus bebés descubran conceptos matemáticos a través del juego. Escuchar nuevas palabras matemáticas también será parte de su día a día. ¡Las matemáticas están en todas partes!

Información recuperada de Whole Child Parenting.

Para más información sobre habilidades matemáticas:

También te puede interesar

Deja un comentario

-