Etapas del desarrollo socio-afectivo 0-24 meses

dos bebés jugando con un cubo de figuras
5 minutes to read

Este artículo se recomienda para alumnos entre 0 y 24 meses.

Las habilidades dentro del área socio-afectiva son de gran importancia en el desarrollo. Dentro de esta área se incluye el apego y afecto con los padres, la socialización, el desarrollo de la independencia, el autocuidado y la inteligencia emocional de los pequeños.

Muchas de estas habilidades se desarrollan y refuerzan en casa, pero es importante darles continuidad en el salón de clases, ya que es un lugar donde los bebés y niños pequeños socializan constantemente. Lograr identificar en qué etapa del desarrollo socio-afectivo están tus alumnos te ayudará a conocer sus gustos, lo que ya pueden hacer por sí mismos, su manera de socializar y jugar con sus compañeros, entre otras habilidades.

Te compartimos las habilidades del desarrollo socio-afectivo por edades.

0-6 meses

El desarrollo óptimo del apego seguro les brinda a los bebés la seguridad para explorar los que los rodea e impacta de forma significativa en su personalidad, relaciones futuras y bienestar. Desde el primer mes de vida, los bebés se tranquilizan cuando escuchan voces que les son familiares y reaccionan con gusto a las muestras de afecto.

A los dos meses reconocen a sus padres y les sonríen a las personas cuando hacen contacto visual. Para los 6 meses, un bebé reacciona de manera distinta entre una persona conocida y un desconocido, prefieren estar con ciertas personas y estiran los brazos para que los carguen.

Las primeras interacciones de los bebés se dan desde el primer mes, cuando ponen atención a los rostros de las personas. Luego, podrán fijar la mirada en quien les está hablando y reaccionar a los diferentes tonos de voz. Al cumplir los 6 meses es probable que un bebé ya ría a carcajadas y disfrute de jugar con adultos.

Un bebé comienza a hacerse consciente de sí mismo, desarrollando su autoconocimiento, desde los cuatro meses. Esto se observa cuando un pequeño disfruta viendo su reflejo en el espejo. Luego, pueden empezar a identificar su nombre y responden cuando lo escuchan, ya sea volteando, gateando o caminando hacia la persona que lo ha pronunciado.

7-12 meses

A los 7 meses, los bebés continúan desarrollando el apego seguro al interactuar con personas que les son familiares. Con estas personas, ellos ríen, juegan y balbucean. Antes de cumplir un año, podrás notar también cómo los bebés se muestran ansiosos o tímidos cuando están con extraños.

Los bebés también empiezan a repetir sonidos o acciones que les han llamado la atención, interactúan con otros niños al jugar y señalan cosas que quieren que veas. Todos estos hitos son parte del desarrollo de las primeras interacciones.

A partir de los 7 meses, los bebés comienzan a desarrollar su independencia. Empiezan a jugar solos, se enojan cuando interrumpen sus actividades y exploran sus alrededores cuando hay un adulto de confianza cerca.

Un poco antes de cumplir un año, podrás observar que los bebés comienzan a desarrollar la habilidad del autocuidado. Este se refiere a la atención que se le da al bienestar físico, psicológico y espiritual de uno mismo. En los niños pequeños, el autocuidado se centra en la parte física y mental. A los 12 meses un bebé extiende el brazo o la pierna para ayudar cuando lo estás vistiendo.

1 año (13-24 meses)

Al cumplir un año, los niños continúan desarrollando su independencia. Empiezan a usar dos o tres objetos de manera correcta, como tomar de un vaso de agua o marcar por teléfono. También pueden comer sin ayuda, usar una cuchara y, más tarde, comer con un tenedor de manera independiente. A esta edad los bebés también participan voluntariamente en tareas de la casa o del salón, como recoger los juguetes después de jugar o el material después de trabajar.

El desarrollo del apego continúa, los pequeños comienzan a mostrar afecto a través de caricias o abrazos a las personas que conocen bien. Podrán también asociar objetos de los miembros de su familia o personas familiares, como la bolsa de mamá o los lentes de la maestra.

La habilidad de autocuidado se desarrolla mucho durante esta etapa. Tus alumnos aprenderán a usar productos de higiene personal como el cepillo para el pelo o de dientes. También lograrán quitarse los zapatos solos y ayudarán a los adultos que los desvistan, por ejemplo, quitándose los pantalones.

A esta edad los niños ya podrán identificarse y reconocerse en un espejo, un hito importante del desarrollo de autoconocimiento. Al verse en el espejo, si ven que tienen una mancha en la cara, intentarán limpiarse la mancha. También lograrán distinguir verbalmente entre un niño y una niña cuando se les pide señalarlos en una imagen.

Los pequeños continuarán desarrollando sus habilidades socio-afectivas conforme van creciendo. Lograrán ser más independientes de sus padres y maestras, podrán hacer más actividades solos y su nivel de socialización aumentará. Para aprender más acerca de las habilidades del área socio-afectiva te recomendamos leer: Etapas del desarrollo socio-afectivo 25-48 meses.

Otros artículos sobre el tema:

También te puede interesar

Deja un comentario

-