Coordinación de manos: 24-36 meses

niños pequeños jugando con laberintos de cuentas y pelotas
4 minutes to read

Este artículo se recomienda para alumnos entre 24 y 36 meses.

Conforme pasen los días, ¡te darás cuenta de que tus alumnos ya no son tan pequeños! Serás testigo de grandes logros y verás cómo adquieren más control en todos los aspectos de su vida. Uno de ellos será aprender nuevos movimientos musculares. Y como en cada etapa, este año viene acompañado de muchas y nuevas habilidades.

¿Qué puedes esperar?

Durante esta etapa, es probable que tus alumnos puedan:

  • Atrapar pelotas más pequeñas que antes. Verás como comienzan a disfrutar las albercas de pelotas.
  • Insertar objetos pequeños a través de aberturas. Deberás supervisarlos mucho, ya que pueden intentar insertar objetos en sus narices o en cualquier orificio que encuentren a su alrededor.
  • Sostener un crayón o lápiz entre los dedos, abandonando el agarre de puño.
  • Comenzar a dibujar y colorear imágenes.
  • Copiar líneas sencillas.
  • Recortar con tijeras, incluso si no es en línea recta.
  • Manipular objetos pequeños, como las piezas de un rompecabezas/puzzle.

¿Cómo puedes estimular su desarrollo de coordinación de manos?

Para seguir afianzando las bases de la coordinación de manos, durante esta etapa apoya a tus alumnos con las siguientes actividades:

  • Modela cómo sostener un lápiz y mira cómo te imitan. Dedica unos momentos de la clase a mostrarles cómo sostener un lápiz correctamente, pídeles que te imiten y, si es necesario, acércate a ellos y acomoda sus deditos en la posición correcta. También puedes hacer que sostengan un pequeño pompón de peluche dentro de la mano, el cual asegurará que adopten la posición correcta. Si no lo logran a la primera, mantén la tranquilidad y anímalos a seguir intentándolo. Verás que hacen movimientos amplios con los hombros y codos para dibujar líneas en todas direcciones, pero cada vez tendrán más control sobre lo que hacen.
  • Abran y cierren cremalleras para fortalecer los pequeños músculos de los dedos y practicar las habilidades para vestirse. Puedes llevar algunas a tu salón de clases para practicar en las mesas.
  • Pídeles a los padres que los snacks de sus hijos sean de un tamaño pequeño, sin ser un riesgo de asfixia, para que los niños puedan tomarlos de uno por uno y comer con las manos. Así practicarán agarrar cosas pequeñas.
  • Haz actividades en las cuales tengan que pegar cereal o pasta dentro de una figura.
  • Hagan collares y pulseras de cuentas, pasta o hasta cereal. Recuerda que en este tipo de juegos debes supervisar lo que hacen tus alumnos para evitar que se metan cosas pequeñas a la boca.
  • Recojan los bloques de juguete después de construir una torre. Hay muchos ejercicios diferentes que pueden practicar con estos juguetes. Agacharse para recoger cada pieza, separarlas por color, clasificarlas por tamaño, etc. Así trabajarás buenos hábitos y habilidades cognitivas de clasificación, las cuales contribuyen a sus futuras habilidades matemáticas.
  • Armen rompecabezas de clavijas sencillos para trabajar la destreza de manos y muñecas. Además, ¡esto es genial para estimular la flexibilidad cognitiva y las habilidades de resolución de problemas!

Muchas de estas actividades y movimientos son cruciales para adquirir las habilidades precursoras de la escritura. ¡Comienza a preparar a tus pequeños desde ahora!

Más sobre garabateo: Motricidad fina: el arte de garabatear y escribir PARTE 2

Más sobre el agarre del lápiz: Desarrollando el agarre del lápiz

También te puede interesar

Deja un comentario

-