Coordinación de manos: 12-24 meses

dos niñas pequeñas jugando con plastilina
4 minutes to read

Este artículo se recomienda para alumnos entre 12 y 24 meses.

¡Has estado trabajando mucho con tus alumnos! Pero hay que continuar, su motricidad fina aún debe perfeccionarse. Por eso, conforme adquieran más y más control sobre sus músculos pequeños, te seguiremos proponiendo nuevas actividades que fomenten la adquisición y refinamiento de la coordinación de manos.

¿Qué puedes esperar?

Durante su segundo año de vida, tus alumnos muy probablemente serán capaces de hacer lo siguiente:

  • Sostener: Tomarán objetos con las manos. Por ejemplo, sostendrán un crayón con el puño cuando coloreen en el salón de clases. Déjalos colorear de esta manera, poco a poco comenzarán a mover el brazo completo, fortaleciendo así los movimientos precursores de la escritura.
  • Alcanzar: Las manos y brazos comenzarán a trabajar juntos para que tus alumnos puedan alcanzar y recoger objetos del suelo. Tal vez observes cómo continúan alternando el uso de las manos porque aún no definen su mano dominante.
  • Soltar: Después de alcanzar o sostener, tus alumnos tal vez sean capaces de soltar las cosas que han recogido. Esta acción se ve sobre todo cuando juegan con bloques de juguete o sostienen y manipulan tijeras. Podrás ver cómo las toman y posteriormente las sueltan. Notarás que la acción de soltar aún no se ha refinado del todo. Esta habilidad se seguirá desarrollando durante el siguiente año, pero practicar el movimiento les ayudará a fortalecer los músculos que utilizarán más adelante cuando aprendan a escribir.
  • Rotar la muñeca: Mover las manos en círculos fortalecerá los músculos pequeños que se necesitan para las futuras habilidades de escritura.

¿Cómo puedes estimular el desarrollo de la coordinación de manos de tus alumnos?

  • Moldeen y hagan bolitas de plastilina o de papel. Inventa una actividad en que puedas usarlas para hacer algo divertido dentro del salón. Pueden pegar las bolitas, incluirlas como decoración o incluso jugar baloncesto con ellas.
  • Rasguen papel periódico, ¡esto será muy divertido para tus alumnos! Haz una competencia para ver quién rasga una mayor cantidad de papel en un tiempo determinado.
  • Expriman esponjas mojadas y pasen agua de un recipiente a otro. Puedes llevar a cabo esta actividad al aire libre e incluso trabajar en equipos. Fomentarás las habilidades sociales y de juego en conjunto de tus pequeños.
  • Canten canciones mientras hacen gestos y movimientos con las manos. Canta con tus alumnos y haz que repitan lo que haces con las manos. ¡Esto no solo estimulará su coordinación de manos, sino también sus habilidades de imitación!
  • Jueguen a aplaudir. Puedes aplaudir dos veces y animar a tus alumnos a repetir el patrón. Jugar diferentes juegos de secuencias es una excelente manera de fomentar las habilidades de resolución de problemas y construir una base para sus futuras habilidades matemáticas.
  • Garabateen. Frente a tus alumnos, modela cómo se escribe en el pizarrón. Entrégales crayones como material principal y pídeles que imiten tus movimientos. Siéntalos a “escribir” mientras garabatean.
  • Hagan su propia plastilina. Pídeles a tus alumnos que lleven diferentes ingredientes a clase para hacer su propia plastilina. Solo necesita harina, agua, sal y colorante. Al abrir las bolsas, sacar y medir los ingredientes, y mezclarlos están desarrollando diferentes habilidades manuales, mientras practican sus habilidades de planeación y causa y efecto.
  • Deja que se laven las manos solos. Esto es algo que pueden practicar varias veces al día y también fomentará su autocuidado e independencia.

Seguramente durante esta etapa serás testigo de nuevos logros como girar las perillas de la puerta o pasar las páginas de un libro. El nuevo interés de tus alumnos por los bloques de juguete los llevará a participar en actividades que fomentarán las habilidades necesarias para manipular objetos con precisión y movimientos controlados.

Recuerda que todas estas actividades, realizadas con el objetivo de adquirir habilidades de motricidad fina, también contribuyen al desarrollo de la independencia, el autocuidado y a mejorar la resolución de problemas.

¡Aprovecha esta gran oportunidad y continúa estimulando el desarrollo de tus alumnos!

Más sobre habilidades motrices: Músculos grandes y pequeños

También te puede interesar

Deja un comentario

-