Aprendizaje integral: Reglas del salón de clases

4 minutes to read

Este artículo se recomienda para alumnos entre 48 y 84 meses.

Las interrupciones por no levantar la mano para pedir el turno de hablar, levantarse de su lugar a mitad de la clase y no seguir instrucciones son algunos ejemplos de los dolores de cabeza más frecuentes dentro del salón de clases. Es fácil caer en la costumbre de gritar “¡Levanta la mano!” y llegar al extremo de decir “¿Cuántas veces te tengo que pedir que levantes la mano antes de hablar?”. Estos escenarios se vuelven muy desgastantes.

Dentro del enfoque integral, una de las soluciones propuestas es el establecimiento de reglas dentro del salón. Esto se hace iniciando el año escolar y las reglas de implementan y repiten constantemente a lo largo del curso. Al establecer estos procedimientos puedes lograr que más adelante las actividades fluyan sin interrupciones.

Desde el punto de vista de la ciencia, las reglas funcionan porque establecen más conexiones en nuestro cerebro, especialmente en el sistema límbico, que regula las emociones; y la corteza prefrontal, que trabaja el razonamiento. Esto nos indica que las emociones, más que la razón, tienden a controlar nuestras conductas.

Si a esto agregamos la existencia de neuronas espejo, que nos condicionan a imitar, se alinean factores que hacen que tu alumno reaccione de cierta manera. Si al pedir que levante la mano, te comportas de manera brusca, es más probable que él comience a reaccionar de manera brusca.

¿Cómo establecer las reglas de tu salón de clases?

El Aprendizaje integral define 6 reglas fundamentales para enseñarle a tus pequeños. Al establecerlas, comienza por explicar la regla detalladamente, poniendo ejemplos claros de cada una. Puedes pedirle a alguien pase al frente para hacer un juego de roles. Así, los niños practicarán la forma correcta de hacer las cosas y después la incorrecta. Cuando una regla esté clara puedes establecer la dinámica de “frase y gesto” y repetirla hasta que esta sea una conducta automática. Finalmente, solo queda la aplicación de la regla.

Regla 1: Sigue las instrucciones rápidamente
Frase y gesto maestra: Di “Regla número 1” y levanta un dedo.
Frase y gesto alumnos: Contestan “Sigue instrucciones rápidamente” y mueven rápidamente las manos en el aire para así anclar lo más importante de la regla. Repite hasta que sea automático.

Una vez aprendida, comienza a aplicar la regla. Si, por ejemplo, la instrucción es “Crayolas guardadas”, ellos deben responder “¡Crayolas guardadas!, ¡Crayolas guardadas!” mientras lo llevan a cabo. Cuando terminen pueden levantar las manos y hacer algún sonido de celebración como “¡Sí!” o “¡Yeah!”

Regla 2: Levantar la mano
Frase y gesto maestra: Di “¡Regla 2!, mientras levantas dos dedos para indicar el número.
Frase y gesto alumnos: Contestan “¡Levanta la mano antes de hablar!”, después colocan la mano contra su boca y mueven los dedos como si estuvieran hablando.

Regla 3: Levanta la mano para dejar el sitio
Aquí puedes repetir un proceso muy parecido al de la regla número 2, o incluso incluirla dentro de la misma práctica.

Regla 4: Toma decisiones inteligentes
Frase y gesto maestra: Di “¡Regla 4!” y muéstrales cuatro dedos.
Frase y gesto alumnos: Contestan “Toma decisiones inteligentes” mientras se tocan la sien.
Puedes poner ejemplos con historias, situaciones de la vida real y sobre todo preguntando “¿Qué decisión inteligente puedes tomar el día de hoy?”. Esto estimulará el razonamiento de tus alumnos, mejorará el aprendizaje de la regla, así como la ejecución de esta.

Regla 5: ¡Haz feliz a tu comunidad educativa!
Frase y gesto maestra: Di “¡Regla 5!” y abre los dedos de la mano.
Frase y gesto alumnos: Contestan “¡Haz feliz a tu comunidad educativa!” mientras señalan su sonrisa.
Esta regla es muy útil, sobre todo con los alumnos que se resisten a las primeras cuatro reglas, ya que se convierte en una regla que no se puede discutir. Al igual que con las anteriores, revisen ejemplos y hagan juegos de rol.

Regla Diamante: Mantén los ojos en el objetivo
Frase y gesto maestra: Di «¡Regla Diamante!”.
Frase y gesto alumnos: Contestan «¡Mantén tus ojos en el objetivo!» mientras señalan sus ojos y apuntan hacia dónde están viendo.

Recuerda que mientras más divertido lo hagas, mejor. Asegúrate de tener suficiente tiempo para practicar las reglas, y repítelas una y otra vez. Establecer reglas desde el primer día de clases te ayudará a mantener un ambiente colaborativo, respetuoso y de convivencia.

Referencia: ¿Cómo establecer reglas?

También te puede interesar

Deja un comentario

-